Páginas

Agua


 








"La mente debería ser como el agua de un estanque, que cede ante cualquier cosa que se introduce en ella. No opone resistencia alguna. Y como siempre cede, nada puede dañarla. Podemos intentar golpearla con el objeto más pesado o cortarla con el arma más filosa, pero nunca conseguiremos herirla. El agua consiente lo que le llega desde fuera y se deja atravesar. A veces intentamos endurecernos, volvernos firmes como la piedra, impenetrables. No nos damos cuenta de que al oponer resistencia es justamente cuando salimos heridos. Si fuésemos como el agua y nos dejáramos atravesar en lugar de pelearnos con lo que nos sucede, nos volveríamos invulnerables. Nada podría lastimarnos. Nada nos desgarraría. Dejaríamos que las cosas nos atravesasen para luego recomponernos y volver a la calma. Aceptar que cada cosa es lo que es, en su máxima expresión, significa justamente eso: convertirnos en un estanque de agua."

Alan Watts


 

4 comentarios:

Scoundrel Monkey dijo...

En el agua nadan los problemas cotidianos, flotan a media altura miedos y fobias como peligrosos restos de redes donde las hélices se traban impidiéndonos avanzar; y están depositados en el fondo los pecios de nuestras ilusiones secretas rotas, de nuestras batallas perdidas de antemano y aun así combatidas hasta el llanto, de nuestros más queridos fracasos, como hijos muertos que nunca enterraremos del todo.

Veo-veo dijo...

Mmmm… ¿qué puede decir un búho ante este pedazo de texto dejado en un pequeño comentario?

Es verdaderamente hermoso en su composición, real y con cierto halo de tristeza, como esos enormes cuadros de marinas con grandes nubarrones y mar agitado, en los que proliferan los tonos grises en vez de los azules…

¡Ay! si más de uno pudiésemos levar nuestras pesadísimas y enterradas anclas y poner rumbo a otros mundos y a otras aguas tranquilas, transparentes y en calma, en las que por fin el fondo sea cristalino y aunque no se vean peces de colores, el lento desplazamiento de un erizo de mar nos arranque una sonrisa.

Anónimo dijo...

Hace unos dias leyendo tu libro de Bucay lo vi y me encantó,lo iba a copiar para mi ,mira por donde ya lo tengo.¡Menuda labor recomponernos!
Me gusta esa palabra.Ea

Veo-veo dijo...

Pues sí, buena palabra, me gusta que la hayas traído aquí... ¡gracias talentosa D.!